martes, 29 de septiembre de 2015

Comunidad : Accidente en Puquio cuatro fallecidos

ACCIDENTE EN PUQUIO :

Desde Puquio, las autoridades policiales y del sector salud, confirmaron que son cuatro los fallecidos a causa del despiste y volcadura del bus Dorado Vip de la empresa Flores Hnos. de placa Z9C-959, que cubría la ruta Cusco-Lima.

Según la pasajera sobreviviente Maritza Ponce Caballero, quien se recupera al lado su esposo Juan Carlos Benavides Pastor en el centro de salud de Puquio, el accidente habría ocurrido por el exceso de velocidad.

El siniestro se produjo la medianoche de hoy. Las causas del hecho a ciencia cierta son investigados por la policía.

Tres de los cuatro muertos fueron depositados en la morgue. Uno está como NN. Los otros dos son los hermanos Omar Rómulo y Elisa Benavides Pastor. El cuarto fallecido es Rolando Huayta Unancha (54), quien pereció aplastado bajo las llantas del pesado bus.

Entre los más de 30 heridos, se informó que existen varios niños y turistas europeos. Peritos de la PNP y el sector transportes llegaron al lugar para investigar los pormenores del hecho.

( Correo )

Cuatro muertos y 31 heridos en Puquio por exceso de velocidad :

Una hilera de eucaliptos evitó que el ómnibus siguiera rodando por la pendiente y el número de muertos sea mayor a cuatro en el accidente sucedido ayer en el km 142+500 de la carretera Interoceánica, jurisdicción del distrito de San Juan, provincia de Lucanas, Ayacucho.

Los hermanos Omar Rómulo (60) y Elisa Benavides Pastor (61) son dos de los cuatro fallecidos que dejó el despiste del bus interprovincial de dos pisos de Flores Hnos. - clase Dorado Vip, que cubría la ruta Cusco-Lima. Un cadáver permanece como NN en la morgue de Puquio.

La cuarta víctima es Rolando Huayta Unancha (54), cuyo cuerpo fue recuperado de entre las llantas posteriores del bus de placa de rodaje Z9C-939. Era natural de la provincia cusqueña de Quispicanchis.

El único sobreviviente de los hermanos Benavides Pastor es Juan Carlos. Ellos abordaron el bus de la muerte en la provincia apurimeña de Chalhuanca. La esposa de este último, Maritza Ponce Caballero, está en estado grave por las severas lesiones.

El accidente sucedió por la excesiva velocidad, según el testimonio de Juan Carlos Benavides Pastor. Pasada la medianoche de ayer, el ómnibus con 49 pasajeros aproximadamente hizo parada en Puquio.

El reloj marcaba las cero horas con 45 minutos, la unidad interprovincial luego de sortear una curva invadió el carril contrario y se estrelló contra unos árboles que contuvieron la caída sobre una ladera y que diera vueltas de campana.

“El accidente ocurrió por exceso de velocidad. Habíamos hecho una parada en Puquio hacia menos de veinte minutos y la mayoría de los pasajeros venían despiertos”, relató Juan Carlos Benavides mientras espera la recuperación de su esposa internada en el hospital Felipe Huamán Poma de Ayala de la capital de Lucanas.

Según las primeras investigaciones, el conductor Carlos Patrick Rodríguez Mink (55) se habría quedado dormido. Al evitar el impacto contra el peñasco del lado derecho, viró el timón hacia el sentido contrario para intentar retomar la vía, pero invadió el carril contrario y por la fuerza destrozó el muro de contención, de 40 centímetros aproximadamente, para finalmente impactar contra los árboles. Quedó recostado en la ladera.

El bus había partido de la Ciudad Imperial a las dos de la tarde. La mayoría de los pasajeros heridos provienen del Cusco, Abancay y Chalhuanca.

El chofer quedó en calidad de detenido en la Sala de Operaciones del citado hospital puquiano.

Entre los ocupantes habían entre ocho y diez extranjeros que, tras recuperarse de las heridas, se mostraron indignados por el paradero y la salud de sus compañeros de viaje.

El hospital puquiano, al igual que en marzo pasado, se vio rebasado en su capacidad para albergar y atender a los 31 heridos que en su mayoría resultaron policontusos.

El alcalde provincial, Wilber Velarde Rojas, y la Policía de Lucanas acudieron a la zona de la tragedia para el rescate de los heridos y fallecidos. El trabajo se prolongó hasta el mediodía.

El 30 de marzo de este año, la Interoceánica se tiñó de sangre al igual que ayer. La volcadura del bus Expreso Sánchez en el km 148 en Puquio dejó un total de 21 muertos y cerca de 30 heridos. La Unidad que cubría la ruta Lima - Abancay cayó a un abismo de 300 metros.

Yván Cruz Rojas (30), conductor de vehículo de placa B5E-961, quedó detenido.

La Sala Mixta Descentralizada de Puquio revocó la resolución N° 07 del 6 de mayo pasado y declaró fundado el pedido de prisión preventiva contra el conductor Cruz Rojas.

Familiares de los fallecidos apelaron el primer fallo del Juzgado de Investigación Preparatoria de Lucanas, que rechazó la petición de prisión preventiva por nueve meses del fiscal adjunto de la Fiscalía Superior de Lucanas Puquio, Rolando Abraham Meneses Morón.

Cruz Rojas no se presentó a la audiencia de apelación y tiene orden de captura. Tras su detención, deberá ser internado en el penal Cristo Rey de Cachiche.

Para la orden de prisión fue crucial el Informe Técnico N° 075 elaborado por la Policía Nacional del Perú, que señala que el chofer conducía el ómnibus en forma imprudente y negligente, “ya que iba a una velocidad no prudente ni razonable”.

La excesiva velocidad más la desatención y probable mala maniobra ocasionaron que perdiera el control del bus en una curva.

( Harold Aldoradín, Correo )